Alerta, Revista científica del Instituto Nacional de Salud https://www.camjol.info/index.php/alerta <p><span style="vertical-align: inherit;"><span style="vertical-align: inherit;"><span style="vertical-align: inherit;"><span style="vertical-align: inherit;">Alerta es un medio digital de divulgación de conocimiento científico, propiedad del Instituto Nacional de Salud de El Salvador. </span></span></span><span style="vertical-align: inherit;"><span style="vertical-align: inherit;"><span style="vertical-align: inherit;">Es una revista de Acceso Abierto, semestral, gratuita, revisada por pares, con publicación continua y acepta manuscritos de las diferentes ciencias de la salud. </span></span></span><span style="vertical-align: inherit;"><span style="vertical-align: inherit;"><span style="vertical-align: inherit;">Sin cobro de APC.</span></span></span></span></p> <p><span style="vertical-align: inherit;"><span style="vertical-align: inherit;"><span style="vertical-align: inherit;"><span style="vertical-align: inherit;">Para mayor información puede visitar Alerta en su sitio web:&nbsp; </span></span></span></span><a title="ALERTA" href="http://alerta.salud.gob.sv" target="_blank" rel="noopener"><span style="vertical-align: inherit;"><span style="vertical-align: inherit;"><span style="vertical-align: inherit;"><span style="vertical-align: inherit;">http://alerta.salud.gob.sv</span></span></span></span></a></p> Instituto Nacional de Salud, Ministerio de Salud de El Salvador es-ES Alerta, Revista científica del Instituto Nacional de Salud 2617-5274 <p><span style="vertical-align: inherit;"><span style="vertical-align: inherit;">© ALERTA</span></span></p> <p><span style="vertical-align: inherit;"><span style="vertical-align: inherit;">Declaración de privacidad:</span></span></p> <p><span style="vertical-align: inherit;"><span style="vertical-align: inherit;">Los artículos de ALERTA están publicados bajo una licencia creative commons 4.0 CC BY: <a href="https://creativecommons.org/licenses/by/4.0/">https://creativecommons.org/licenses/by/4.0/</a></span></span></p> <p>&nbsp;</p> <p><img src="/public/site/images/nrodriguez/CC_By.png" width="94" height="33">&nbsp;<br>Los autores conservan todos sus derechos sobre la obra y acuerdan permitir que los artículos sean copiados y distribuidos por cualquier medio, siempre que se mantenga su autoría y reconocimiento de la publicación, sin otras restricciones adicionales.</p> <p>&nbsp;</p> La larga y dolorosa curva de aprendizaje sobre COVID-19 https://www.camjol.info/index.php/alerta/article/view/11451 <p>«¡Salud!» «¡Que el Señor te proteja!»; el deseo que generalmente expresamos cuando alguien estornuda, se empezó a usar hace siete siglos, en 1384. En ese año, un estornudo podría representar un acto fisiológico sin trascendencia o el primer síntoma de la peste negra, que podría haber matado a la víctima en tan solo unos días. Aún ahora, experimentamos los efectos posteriores de esa pandemia, en la misma forma que los efectos posteriores de la COVID-19 nos afectarán en años futuros, comenzando por la frustrante experiencia de tener que estudiar y experimentar cómo luchar contra un virus totalmente desconocido en una lenta y dolorosa curva de aprendizaje.</p> <p>Después de China, Italia fue el siguiente país afectado por el virus; tan solo en febrero de 2020, nuestro hospital de enseñanza identificó a una persona del sexo masculino con una frecuencia respiratoria mayor a 22, con cáncer como enfermedad comórbida, trombocitopenia y la proporción de presión arterial parcial de oxígeno/oxígeno inspirado fraccional menor a 260, siendo significativamente asociado a la posibilidad de una enfermedad severa&nbsp;<sup>1</sup>.&nbsp;Se inició el estudio de terapias de apoyo, entre las cuales la más prometedora fue el uso de plasma hiperinmune, estudiado extensivamente en nuestro hospital con una eficacia probada<sup>2,</sup>. siempre que fuera usada en las etapas tempranas de la replicación viral, así como la dexametasona y los antígenos monoclonales, que resultaron totalmente ineficaces durante la subsecuente tormenta de citoquinas, presentes en los casos de mayor severidad. El panorama global ha cambiado radicalmente en tan solo un año. Por un lado, la aparición de las vacunas, por el otro las diversas variantes del virus, nos muestran que aún queda mucho por aprender en una curva de aprendizaje desalentadora que los 357 316 casos registrados en un día en India hacen particularmente doloroso<sup>3</sup>.<br>En cuanto a lo relacionado con la producción de vacunas, la producción total en marzo fue de 413 millones de dosis, mientras que el pronóstico para finales del año es de contar con 9,5 billones de dosis disponibles<sup>4</sup>. Su uso ha resultado ser seguro aun para personas con severas alergias a comidas, medicamentos orales, uso de latex y picaduras de avispas<sup>5</sup>.<br>Si bien, nuestro objetivo es vacunar a la mayor cantidad de personas posibles, todavía estamos en la curva de aprendizaje sobre la protección real de la vacuna. De acuerdo con ISARIC4C<sup>6</sup>, de los 99 445 pacientes hospitalizados por COVID-19, 3842 (7,3 %) han sido vacunados, de los cuales el 40 % desarrolló síntomas después de 0-7 días de haber sido vacunados y 19 % después de 8-14 días. Dado que el período promedio de<br>incubación para el SARS-CoV-2 es aproximadamente de 5 días, es probable que estos pacientes se hubieran infectado antes de que desarrollaran la inmunidad.</p> <p>Estos datos justifican la necesidad de perseverar en el uso de equipo de protección personal, aun cuando no estamos seguros si estos deben ser usados en todo momento, aun cuando se esté al aire libre<sup>7&nbsp;</sup>o después de haber sido vacunados. Por otro lado, se ha encontrado que una dosis de vacuna de COVID-19 m-RNA disminuye el riesgo hasta la mitad de que una persona transmita el SARS-CoV-2 a sus contactos más cercanos, de acuerdo con análisis de más de 365 mil hogares en el Reino Unido<sup>8</sup>.</p> <p>La necesidad de acelerar la vacunación para detener la diseminación de las variantes del virus con mayor capacidad de transmisión, comparada con la inicial, se confirma por el aumento de casos en poblaciones<br>más jóvenes. La curva de aprendizaje se regresa a los niveles iniciales en cuanto a las variantes más habituales en siete países europeos, incluyendo Italia: la inglesa (B.1.1.7), la Sur Africana (B.1.351) la brasileña (P. 1). La variante inglesa es la más extendida, incluyendo la población más joven (19.4 % 0-19 años, 31.3 % 20-29 años, 32.0 % 40-59 años).</p> <p>Representa un riesgo triple de hospitalización para el grupo de edad de 20-39 años y 2.3 veces más para el grupo de edad de 40-59, doblando el riesgo de necesitar cuidados intensivos para el grupo de edad de 40 59<sup>9</sup>. Las investigaciones continúan y los tra bajos indexados en Medline bajo la palabra clave COVID-19, han alcanzado la increíble suma de 130 504 documentos. Aun cuando las investigaciones son bienes compartidos para la humanidad, no se puede decir lo mismo de las vacunas, que siguen estando protegidas por las patentes. En las palabras de Jeffrey Sachs, líder del Sistema de Redes del Desarrollo Sostenible, «Los beneficios de las vacunas mRNA… deberían ser accesibles globalmente y sin retraso; el conocimiento para producirlas debería ser compartido tan rápido y ampliamente posible.</p> <p>Tenemos la capacidad de inmunizar a nivel global con el fin de salvar vidas, prevenir el surgimiento de nuevas variables y terminar con la pandemia. La propiedad intelectual debe estar al beneficio del bien común global, y no siendo al revés, que la humanidad esté al servicio de los intereses de pocas compañías privadas»<sup>10</sup>. En un mundo globalizado, en el que las fronteras no significan nada para el virus, no es posible continuar creyendo que se debe eliminar la pandemia en un país o en un solo continente, olvidándose de los demás. Tal como lo dijo el Papa Francisco, en la triste tarde del 27 de marzo de 2020 durante su bendición, Urbi et Orbi, bajo una gran tormenta en la plaza desierta de San Pedro: «solo podemos salvarnos juntos».</p> <p>&nbsp;</p> Gian Battista Parigi ##submission.copyrightStatement## http://creativecommons.org/licenses/by/4.0 2021-05-21 2021-05-21 4 2 3 5 10.5377/alerta.v4i2.11451 Lactante de tres meses de vida con neumonía por SARS-CoV-2 https://www.camjol.info/index.php/alerta/article/view/10047 <p>Se presenta el caso de un lactante masculino de tres meses de edad, quien desarrolló neumonía por SARS-CoV-2, sin nexo epidemiológico identificado. Estuvo ingresado en un inicio en el Hospital Nacional de la Unión y luego, por persistencia de la fiebre, fue trasladado al Hospital Nacional San Juan de Dios de San Miguel, donde se le realizaron los diagnósticos de bronconeumonía, broncoespasmo y laringotraqueobronquitis (Crup). Se le diagnosticó infección por SARS-CoV-2 mediante RT-PCR. La intervención terapéutica consistió en tratamiento con oxacilina, ceftriaxona y nebulizaciones con salbutamol, alternadas con epinefrina; se le agregó claritromicina por la posibilidad de un síndrome coqueluchoide. Ante el resultado positivo de la RT-PCR a COVID-19, previo consentimiento informado y firmado de la madre, se le inició lopinavir-ritonavir, ivermectina y enoxaparina sódica. La evolución clínica fue satisfactoria y se le dio el alta después de cumplir 8 días con oxacilina y 4 días con ceftriaxona, además de cumplir con el protocolo de manejo contra COVID-19. Se continuó el manejo ambulatorio con amoxicilina más ácido clavulánico, acetaminofén, zinc y salbutamol en aerosol.</p> José Eduardo Oliva Marín José Apolinar Martínez García ##submission.copyrightStatement## http://creativecommons.org/licenses/by/4.0 2021-05-21 2021-05-21 4 2 6 11 10.5377/alerta.v4i2.10047 Síndrome inflamatorio multisistémico en niños asociado a infección por SARS-CoV-2 https://www.camjol.info/index.php/alerta/article/view/10905 <p>El siguiente reporte de caso describe la presentación del síndrome inflamatorio multisistémico asociado a la infección por el coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo grave en niños, que inicialmente se comparó con el síndrome mucocutáneo linfonodular, mejor conocido como enfermedad de Kawasaki clásica. Sin embargo, existen marcadas diferencias entre ambos síndromes, como se observará en el desarrollo del caso clínico, el cual cursa con un importante compromiso pulmonar, desarrollando un síndrome de distress respiratorio agudo pediátrico y posteriormente secuelas cardiovasculares que determinan el desenlace desfavorable. En este caso, la paciente desarrolló las manifestaciones de gravedad al sexto día de enfermedad y se inició cuidados intensivos oportunos con soporte aminérgico, ventilación con maniobras de protección alveolar e inicio temprano de inmunoglobulinas, lo que permitió el destete progresivo de todas las medidas instauradas. Así como se obtuvieron aciertos en el manejo intensivo, otros aspectos de la terapéutica se van dejando de lado con el mayor conocimiento de esta entidad y su reconocimiento temprano.</p> Elias Escalante Prieto Luis José Guzmán Flores Guillermo Edgardo Barahona Escobar David Ernesto Castillo Bustamante ##submission.copyrightStatement## http://creativecommons.org/licenses/by/4.0 2021-05-21 2021-05-21 4 2 12 19 10.5377/alerta.v4i2.10905 Satisfacción de los pacientes con el servicio de atención psicológica de una clínica universitaria https://www.camjol.info/index.php/alerta/article/view/10889 <p><strong>Introducción.</strong> Durante la pandemia por la COVID-19, la salud mental de los salvadoreños se vio afectada por diversas razones. Algunas personas que manifiestan malestar de índole psicológico, buscan atención en una clínica especializada en salud mental, por ello, es importante verificar la satisfacción del paciente al recibir el servicio y valorar la percepción en relación al terapeuta que ejerce su labor en dicha clínica. <br><strong>Objetivo.</strong> Evaluar la satisfacción de los pacientes con el servicio de una clínica de atención psicológica universitaria en El Salvador. <br><strong>Metodología.</strong> Estudio transversal analítico y retrospectivo; el tipo de muestreo fue no probabilístico de tipo intencionado. Se evaluaron a 199 pacientes. La técnica de recolección de datos fue la encuesta digital aplicada en un formulario de Google. <br><strong>Resultados.</strong> La mayor parte de los participantes fueron mujeres (77,1%). La media de edad general fue de 26,5 años. El 68 % habían recibido más de 5 consultas en la clínica. La depresión y la ansiedad como el motivo frecuente (36,5 %), seguido de los problemas interpersonales y la baja autoestima (35,2 %). Los pacientes están satisfechos con los servicios que brinda la clínica de psicología (≥ 95 %). El nivel de satisfacción se basa en la amabilidad y el manejo brindado por el terapeuta. No existen diferencias estadísticas en la satisfacción del paciente en función del género, edad y el número de consultas recibidas. <br><strong>Conclusión.</strong> Los pacientes se sienten satisfechos con el servicio que han recibido en la clínica de psicología.</p> Edgardo René Chacón Andrade Marlon Elías Lobos Rivera Angélica Nohemy Flores Monterrosa Ana Lorena de Orellana ##submission.copyrightStatement## http://creativecommons.org/licenses/by/4.0 2021-05-21 2021-05-21 4 2 20 27 10.5377/alerta.v4i2.10889 Mortalidad por COVID-19 asociada a comorbilidades en pacientes del Instituto Salvadoreño del Seguro Social https://www.camjol.info/index.php/alerta/article/view/10366 <p><strong>Introducción.</strong> La infección respiratoria por coronavirus ha generado gran cantidad de muertes desde su inicio en China en diciembre 2019. Debido a que es una enfermedad desconocida, son necesarios estudios para mejorar el abordaje, especialmente a personas en riesgo. <br><strong>Objetivo.</strong> Establecer cuál fue la supervivencia y riesgo de muerte observada en pacientes del Instituto Salvadoreño del Seguro Social con diagnóstico o sospecha de COVID-19 y factores de riesgo asociados. <strong>Metodología</strong>. Estudio transversal analítico de 2,670 pacientes contagiados (o posibles). Las variables fueron analizadas con el método de Kaplan Meier y el modelo proporcional de riesgo de Cox. <br><strong>Resultados.</strong> Los no sobrevivientes incluyeron personas mayores y con enfermedades subyacentes como hipertensión, diabetes, insuficiencia renal y cáncer. La hipertensión arterial presentó un hazard ratio e intervalo de confianza 95 % de 2,58/2,3-2,9 y la diabetes, 2,56/2,2-2,9. La edad &lt;60 años (0,34/0,30-0,39) y la ausencia de enfermedades (0,31/0,27 - 0,35) se asocian a lo contrario. La supervivencia general fue 93,6 %/92,5-94,5 % al día 1, y del 50,4 %/48,1-52,6 % a 15 días. Las enfermedades cardíacas generaron la menor supervivencia a 5 días (71,4 % a 41,2 %) y el cáncer a 15 días (51,1 % a 3,9 %). <br><strong>Conclusión.</strong> Las personas menores de 60 años sin comorbilidades tienen menor riesgo de muerte comparadas con las que tienen comorbilidades como diabetes, hipertensión y cáncer que presentaron un riesgo 3 veces mayor de muerte intrahospitalaria por COVID-19 y menor supervivencia a 15 días.</p> Victor David Franco Escobar Luis Morales Chorro Rafael Baltrons Orellana Carlos Romeo Rodríguez Oscar Urbina Claudia López de Blanco ##submission.copyrightStatement## http://creativecommons.org/licenses/by/4.0 2021-05-18 2021-05-18 4 2 28 37 10.5377/alerta.v4i2.10366 Muestra de saliva para diagnóstico de SARS-CoV-2 por RT-qPCR en población ambulatoria https://www.camjol.info/index.php/alerta/article/view/11476 <p><strong>Introducción.</strong> En El Salvador a la fecha, la técnica utilizada por el sistema nacional de salud para la obtención de la muestra&nbsp;para realizar PCR para SARS-CoV-2 es hisopado nasofaríngeo, diferentes investigadores han descrito la muestra de saliva&nbsp;como una muestra biológica útil para la detección de SARS-Cov-2, por esta razón se observa la oportunidad de aplicarla&nbsp;como una alternativa disponible para el diagnóstico de esta enfermedad. <br><strong>Objetivo.</strong> Evaluar la autotoma de muestra de&nbsp;saliva y secreción nasofaríngea por pacientes no hospitalizados como una alternativa de menor riesgo biológico y de&nbsp;menor costo que los hisopados nasofaríngeos convencionales. <br><strong>Metodología.</strong> Se procesaron las muestras de una mezcla&nbsp;de saliva y secreción faríngea obtenida por carraspeo autotomada por el paciente; la amplificación se realizó por RT-qPCR <br>de los genes<em> E</em> y <em>RdRp</em>. Las muestras positivas se reevaluaron desde su extracción para confirmar la estabilidad de material&nbsp;genético de SARS-CoV-2 en la saliva y secreción nasofaríngea. <br><strong>Resultados.</strong> El promedio de resultados positivos por cada 100&nbsp;pruebas fue de 7,05 por cada 100 pruebas COVID-19 realizadas con hisopado, este resultado es similar al 8 % de positividad&nbsp;durante el mismo período de estudio utilizando como muestra saliva y secreción faríngea autotomada por el paciente. Las&nbsp;ocho muestras positivas mantuvieron su reactividad para los genes <em>E</em> y <em>RdRp</em> al primer, tercer y quinto mes posdiagnóstico <br>inicial para los dos protocolos utilizados. De igual forma, los eluidos de ARN positivos iniciales se mantuvieron positivos al&nbsp;primer, tercer y quinto mes. <br><strong>Conclusión.</strong> La muestra de saliva y secreción faríngea y su utilización para el diagnóstico de&nbsp;infección por SARS-CoV-2 podría ser una alternativa de bajo costo, no invasiva, al menos de igual utilidad que el hisopado&nbsp;nasofaríngeo para el estudio de población sintomática ambulatoria o con exposición a nivel comunitario.</p> Carlos Ortega Pérez Noé Rigoberto Rivera Xochitl Sandoval López Carlos Enrique Hernández Ávila ##submission.copyrightStatement## http://creativecommons.org/licenses/by/4.0 2021-05-20 2021-05-20 4 2 38 45 10.5377/alerta.v4i2.11476 Manifestaciones cutáneas por COVID-19 https://www.camjol.info/index.php/alerta/article/view/10156 <p>El estudio de las manifestaciones dermatológicas asociadas al Coronavirus tipo 2 del síndrome respiratorio agudo grave, causante de la pandemia de la enfermedad por Coronavirus 2019, contribuye al diagnóstico de COVID-19 en pacientes con manifestaciones cutáneas de evolución reciente asociados a sintomatología respiratoria o pacientes asintomáticos que han mantenido contacto estrecho con pacientes con infección por SARS-CoV-2 confirmada. La presente revisión tiene por objetivo describir los patrones dermatológicos más frecuentemente asociados a la COVID-19 de acuerdo con la literatura publicada, entre los que se destacan: erupciones maculopapulares, lesiones acrales de eritema-edema con vesículas o pústulas, erupciones vesiculares, erupciones tipo urticaria, lesiones tipo livedo o necrosis y petequias. Se realizó la búsqueda de la literatura en la base de datos PUBMED, utilizando los descriptores COVID 19 OR Coronavirus AND «skin manifestations». Se identificaron un total de 119 artículos publicados durante el año 2020 de los cuales se incluyeron 44 artículos referentes a reporte de casos y revisiones para el análisis, efectuándose finalmente un narrativo de los resultados. Se concluye que el conocimiento de las manifestaciones cutáneas asociadas a COVID-19 puede ayudar en el diagnóstico precoz y estratificación de riesgo.</p> Karen Yesenia Gómez Stefany Elizabeth Guerra Figueroa ##submission.copyrightStatement## http://creativecommons.org/licenses/by/4.0 2021-05-06 2021-05-06 4 2 46 53 10.5377/alerta.v4i2.10156 Recomendaciones para la atención odontológica según el riesgo de infección por COVID-19 https://www.camjol.info/index.php/alerta/article/view/9650 <p>El SARS-CoV-2 es el séptimo betacoronavirus que infecta a la especie humana. Este se caracteriza por una alta transmisibilidad y relativa baja letalidad. La enfermedad se manifiesta, en la mayor parte de la población, de forma leve y aumenta la probabilidad de severidad y letalidad en adultos mayores de 65 años, con enfermedades crónicas no trasmisibles previas, como diabetes, hipertensión arterial, enfermedades respiratorias y obesidad. En este artículo de revisión se presentan parámetros con base en la evidencia científica, que guíen al odontólogo en la toma de decisiones, para la atención odontológica y limitar el riesgo de infección cruzada en el marco del estado actual de pandemia por COVID-19. La llamada o video llamada constituye la primera elección para realizar el triaje, previo a asignar una cita, ya que permite clasificar el riesgo de infección por COVID-19 de un paciente y establecer el nivel de prioridad de tratamiento. El algoritmo para la toma de decisiones en clínicas odontológicas durante el período de emergencia por COVID 19, debe constituirse en una recomendación que los odontólogos que atienden pacientes pongan en práctica. Por cuanto, permite clasificar el riesgo de infección y letalidad del paciente, definiendo los tratamientos en electivos, de urgencia o emergencia.</p> Ana Lourdes Pérez Siciliano Wendy Yesenia Escobar de González Guillermo Alfonso Aguirre Escobar Katleen Argentina Aguirre de Rodríguez Francisco José Rivas Cartagena Ester Abigail Pérez Rodas ##submission.copyrightStatement## http://creativecommons.org/licenses/by/4.0 2021-05-07 2021-05-07 4 2 54 60 10.5377/alerta.v4i2.9650 Sintomatología no respiratoria de COVID-19 https://www.camjol.info/index.php/alerta/article/view/9923 <p>La sintomatología usual de COVID-19 incluye fiebre, dolor de garganta, tos seca, fatiga, dolores musculares, anosmia e hipogeusia. Al desarrollar neumonía los pacientes usualmente presentan disnea. La sintomatología atípica de la enfermedad, la cual es basta, no se ha narrado ampliamente. Esta incluye sintomatología del sistema nervioso, como agitación, confusión e incluso convulsiones; de aparato ocular, como la conjuntivitis y la epífora; del sistema auditivo, como la sordera neurosensorial. La piel también se ve comprometida, con hallazgos como el eritema con vesículas o pústulas (pseudo eritema pernio o pseudo-sabañones), otras erupciones vesiculares, lesiones urticariales, erupciones maculopapulares y la livedo o necrosis; del sistema cardíaco, como el daño agudo al miocardio y las arritmias; del sistema gastrointestinal, como las náuseas, el vómito y la diarrea. El hecho epidemiológico importante que el 50 % de los individuos con diarrea excretan al virus en sus heces, es un problema de salud pública. Otras áreas corporales afectadas son: el sistema renal, donde del 3 al 44 % de los individuos con neumonía grave por COVID-19 presentan daño renal agudo; el sistema hematológico, el cual presenta un estado de hipercoagulabilidad que pone en riesgo de trombosis a los pacientes con neumonía por COVID-19 y finalmente, el síndrome inflamatorio multisistémico en niños.</p> José Eduardo Oliva Marín ##submission.copyrightStatement## http://creativecommons.org/licenses/by/4.0 2021-05-12 2021-05-12 4 2 61 68 10.5377/alerta.v4i2.9923 Manifestaciones Neurológicas y COVID-19 https://www.camjol.info/index.php/alerta/article/view/9772 <p><strong>Introducción.</strong> El nuevo coronavirus, denominado COVID-19, es un betacoronavirus asociado a síntomas respiratorios que van desde un cuadro respiratorio leve hasta cuadros severos, que implican compromiso de varios órganos blanco como los sistemas pulmonar, renal, cardiovascular, nervioso, de la coagulación y se asocian a diversas complicaciones que ensombrecen el pronóstico. El órgano blanco afectado está determinado por la expresión de receptores para angiotensina II, que además se encuentran en el tejido nervioso, presentes en estructuras vitales en el control cardiorespiratorio. Es así como, se han descrito manifestaciones neurológicas, en estudios publicados alrededor del mundo que aún no son concluyentes, donde se asocian a una afección directa de las estructuras nerviosas o producto de complicaciones sistémicas. <br><strong>Objetivos:</strong> compilar las vías de entrada del COVID-19, mecanismos de afección y manifestaciones neurológicas más frecuentes descritas en la literatura. &nbsp;<br><strong>Metodología.</strong> &nbsp;Se realizó una revisión sistemática de la literatura publicada desde el 01 de diciembre de 2019 al 31 de diciembre 2020 sobre manifestaciones neurológicas en pacientes con infección por COVID-19.<strong> Resultados. </strong>Se describieron las vías de entrada al sistema nervioso transneuronal (por vías nasal, oftálmica o gustativa) y hematógena. Las manifestaciones neurológicas más frecuentes fueron alteraciones del olfato y gusto, cefalea, vértigo, mareo, alteraciones de la conciencia, polineuropatías tipo «Síndrome de Guillain Barré» y eventos cerebrovasculares. El tratamiento actual fue sintomático según el tipo de lesión neurológica. <br><strong>Conclusión.</strong> Deben realizarse estudios prospectivos, que determinen la asociación directa entre la infección por COVID-19 y las manifestaciones neurológicas descritas.</p> Susana Lissete Peña Manuel Enrique Bello Quezada Víctor Segura Lemus ##submission.copyrightStatement## http://creativecommons.org/licenses/by/4.0 2021-05-21 2021-05-21 4 2 69 80 10.5377/alerta.v4i2.9772 Eficacia de las intervenciones farmacológicas para el tratamiento de la COVID-19 https://www.camjol.info/index.php/alerta/article/view/10904 <p><strong>Introducción.</strong> A pesar de la elevada morbimortalidad por coronavirus 19 aún no existe un tratamiento eficaz para abordarla. <br><strong>Objetivo.</strong> Establecer la eficacia de las intervenciones farmacológicas en el tratamiento de adultos con diagnóstico de enfermedad por coronavirus en cualquier fase.<strong> <br>Metodología.</strong> Mediante una revisión exploratoria, se examinaron publicaciones has-ta el 21 de enero de 2021 por una búsqueda en MEDLINE, Cochrane, me-dRxiv, New England Journal vía PubMed. Se analizaron fármacos reducto-res de la actividad viral, corticoides, terapia relacionada al sistema inmune para evaluar los desenlaces de supervivencia, ventilación mecánica, estan-cia hospitalaria y seguridad tras su aplicación a pacientes en fase leve, mo-derada y/o grave de la enfermedad. Se priorizaron ensayos clínicos contro-lados y aleatorizados, cuyo riesgo de sesgo se determinó con Newcastle-Ottawa y A measurement Tool to Assess Systematic Reviews 2. <br><strong>Resultados</strong>. Se comprobó que el Interferon-α2b disminuye la duración de elimina-ción del virus y los marcadores inflamatorios. En la terapia autoinmune, el tocilizumab mostró leve eficacia al administrarlo de forma única, sin embar-go, combinado con dexametasona potencia su efecto. <br><strong>Conclusión.</strong> A un año de la pandemia por coronavirus 19 no hay evidencia concluyente sobre su terapia. Se ha comprobado cierta eficacia del Interferon-α2b inhalado, así como del tocilizumab y la dexametasona en administración única o combinada.</p> Ana García Sura Oscar Mauricio Caballero Calderón ##submission.copyrightStatement## http://creativecommons.org/licenses/by/4.0 2021-05-19 2021-05-19 4 2 81 87 10.5377/alerta.v4i2.10904 ¿Se deben investigar los factores de riesgo para COVID-19 ante la probabilidad que sea endémica? https://www.camjol.info/index.php/alerta/article/view/11058 <p>Sr. Editor.<br>El 31 de diciembre de 2019 la OMS notificó un brote de casos de neumonía de etiología desconocida en Wuhan, provincia de Hubei, China. El agente causal se identificó como una nueva cepa de coronavirus,<br>que estaba infectando a miles de personas alrededor del mundo. Ante esta situación, el Gobierno de El Salvador decretó emergencia sanitaria el 23 de enero de 2020 por la probable llegada de casos sospechosos de COVID-19, anunciándose su primer caso el 18 de marzo<sup>1</sup>. Ante esta realidad; la constante investigación y publicación de artículos relacionados a esta patología, determina la eficacia en los tratamientos terapéuticos y medidas sanitarias necesarias en pro de la reducción de morbimortalidad en grupos de riesgo.<br>La COVID-19 es un problema de salud pública por el gran impacto que ha generado a nivel mundial. Ha provocado crisis en el sistema sanitario tanto de países desarrollados como en desarrollo, afectando ampliamente a estos últimos. Además, ha sido un desafío en la economía y la medicina a nivel mundial.<br>El aparecimiento de enfermedades data desde los orígenes del hombre. Por lo tanto, erradicar una enfermedad ha sido la meta de la medicina moderna, gracias al aparecimiento de la asepsia y antisepsia, las técnicas de esterilización, los antibióticos, las vacunas y sobre todo con el conocimiento de&nbsp;la fisiopatología de la enfermedad<sup>2</sup>. Por ello, se considera importante investigar los factores de riesgo asociados al desarrollo de la COVID-19 en la población salvadoreña, pues esto permitirá mejorar el enfoque preventivo para dicha enfermedad. Para esto, se debe fomentar la cultura de la investigación en el país, de tal manera que se puedan obtener datos propios, para posteriormente analizarlos y plantear propuesta de acciones que permitan realizar un enfoque preventivo de diversas enfermedades, priorizando la pandemia que abate al mundo actualmente. Entre las variables que se pueden estudiar en El Salvador se encuentran: edad (años desde el nacimiento hasta el aparecimiento de la enfermedad), sexo (determinación biológica del género),la presencia de comorbilidades (enfermedad asociada a un sistema mayor del organismo), estado nutricional (sobrepeso y obesidad). Todas ellas asociadas con la forma de presentación de COVID-19, a partir de la presencia de signos y síntomas de la enfermedad y otras complicaciones relacionadas que pudieran manifestarse en mayor o menor medida según grupos de riesgo y resultados de la aplicación de protocolos terapéuticos actualizados basados en evidencia científica, siguiendo las pautas éticas.</p> <p>La edad es un dato bien importante en esta enfermedad. En El Salvador ha sido más afectado el rango entre 20 a 39 años de edad; seguida por la población de 40 a&nbsp;59 años en relación con la mayoría de casos positivos. Pero este dato podría deberse a la mayoría de casos reportados como asintomáticos o con síntomas leves. Estos rangos de edad podrían corresponder a mayor exposición en el grupo etario de la población económicamente activa, aunque esta relación al momento representa una mera inferencia. La página web oficial del Gobierno de El Salvador, que es el único medio legal y disponible para adquirir información, reporta los fallecidos; sin embargo, no se pueden visualizar las edades específicas o rangos de edad y las características asociadas (comorbilidades) de las personas en estado crítico y fallecidas. Durante el desarrollo de la enfermedad, varios estudios han identificado factores como la edad, el sexo, la presencia de comorbilidades asociados al incremento en la tasa de mortalidad de los pacientes con COVID-19<sup>3</sup>. Es importante investigar otros factores de riesgo, propios del contexto salvadoreño, principalmente en personas con enfermedades inmunológicas, en quienes se presentaron complicaciones que los llevaron a una estancia prolongada en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) en los centros hospitalarias de tercer nivel. Ante esta situación, existe la necesidad de realizar estudios en el país que documenten los distintos factores de riesgo para el desarrollo de la COVID-19, para poder iniciar acciones preventivas sobre la población vulnerable que se identifique.</p> <p>Se debe, además, tomar en cuenta la presencia de diferentes enfermedades específicas que afectan los distintos órganos y también hábitos deletéreos como el tabaquismo, que permita contrastar los datos globales, con los presentes en la población. Hay estudios que sugieren un posible comportamiento endémico de la enfermedad y ante el subsecuente aparecimiento de nuevas cepas, se vuelve crucial establecer estrategias preventivas para la reducción de complicaciones y muertes por COVID-19. Dentro de las medidas actuales se encuentran la administración de pruebas, identificar los pacientes con factores de riesgo que los puedan llevar a presentar complicaciones, mantener el distanciamiento social<sup>4</sup>, así como la aplicación de una vacuna eficaz, con una adecuada cobertura de inmunización.</p> <p>Sin embargo, aún hay brechas de conocimiento que podrán abordarse si se impulsa la investigación científica en el diario vivir y si el personal de salud incorpora estos resultados en la implementación de medidas&nbsp;preventivas y tratamientos que mejoren la salud de la población<sup>5</sup>. El Salvador tiene suficiente material para el desarrollo de investigaciones sobre la enfermedad por COVID-19. A más de un año de los primeros casos confirmados, se pueden desarrollar estudios retrospectivos, con asociación a factores de riesgo que podrían aportar evidencias y preparar al país para prevenir los contagios y la enfermedad, pues se desconoce cuánto tiempo se estará conviviendo con el virus SARS-COV-2 y si llegará a volverse endémico en algunas regiones.</p> Javier Isaac Molina Velásquez Susana Patricia Erazo Salas ##submission.copyrightStatement## http://creativecommons.org/licenses/by/4.0 2021-05-13 2021-05-13 4 2 88 89 10.5377/alerta.v4i2.11058